sábado , 22 junio 2024
Home / Actividad Comunal / La innovadora propuesta que la Biblioteca Pública aplicó durante vacaciones de invierno

La innovadora propuesta que la Biblioteca Pública aplicó durante vacaciones de invierno

Durante las vacaciones de invierno, los niños y niñas de Villa O’Higgins tuvieron varias opciones para seguir aprendiendo fuera de clases, gracias a la innovadora iniciativa que impulsó la Biblioteca Pública, con seis diferentes talleres que se desarrollaron durante julio. Cinco de ellos dirigidos a niños de 6 a 12 años, y uno para jóvenes de 12 a 17 años.

Baile entretenido, alfarería, periodismo, yoga, arquitectura e iniciación a la cerámica fueron las seis instancias que se desarrollaron, impartidos por profesionales que trabajan en la Municipalidad, gracias a la gestión realizada por la encargada de la Biblioteca Pública de O’Higgins, Evelyn Soto.

«Este año innovamos, nunca habíamos invitado a profesionales de otros programas a trabajar con los niños, así que fue novedoso, que los niños vean caras nuevas les renueva la energía y los hace participar de otra manera. Ya estamos pensando en qué vamos a hacer en las próximas vacaciones», dijo Soto.

Además, la encargada de la Biblioteca remarcó la importancia de generar este tipo de instancias cuando las clases entran en receso: «más que una opción a los niños también es darle una opción a los papás también para que estén tranquilos en sus trabajos. La Biblioteca ofrece espacios con buena calefacción, seguros; siempre estamos atentas a que no sucedan accidentes, los cuales no han ocurrido, así que sacamos cuentas alegres de los talleres, porque igual tuvimos harta asistencia».

Baile entretenido

Este taller se realizó los días lunes en la tarde, llevado a cabo por el mismo personal de la Biblioteca, Camila Malla y Evelyn Soto, y consistía en colocar bailes en el proyector e involucrar a los niños y niñas para que participaran en un ambiente distendido.

«Ellos iban eligiendo los videos y canciones que querían bailar y ahí hacíamos juegos, los chicos se tiraban al piso, y en eso consistía, en bailar. Mediaron entre los más grandes y los más chicos, los más grandes fueron bien empáticos con sus compañeros más pequeños y jugaban todos a lo mismo, por lo que se logró un buen ambiente«, explicó Malla.

Mini Alfareros

El taller de alfarería fue impartido los martes, y consistió en hacer que los participantes se familiarizaran con el trabajo en arcilla y greda, realizando figuras a su gusto con sus propias manos. Los profesionales de Servicio País, la geógrafa Natalia Plaza y el ingeniero comercial Juan Pablo Sanhueza fueron los realizadores de esta instancia.

«Fue una experiencia super enriquecedora, hace tiempo que no trabajaba con niños y encontrarme con los niños de la Villa, que tienen aptitudes más desarrolladas que los que conocía me sorprendió bastante, y se notaba las ganas que tenían de trabajar con arcilla y greda«, contó el ingeniero comercial.

En tanto, la geógrafa destacó la rapidez con que aprendieron los niños y la motivación con que asistieron a las sesiones: «estaban super entusiasmados, son muy ágiles de mente y trabajan muy bien. Fueron jornadas bastante agradables, muy intensas y productivas. Hubo buena disposición de los niños a trabajar y adquirir nuevos conocimientos, y además se entendía que era un espacio de vacaciones, pero ellos lo aprovecharon súper bien».

Yoga Kids

El apartado de yoga se realizó los días jueves, por los profesionales Alisson Illesca, de la Oficina Local de la Niñez, y Lucas Morales, coordinador del programa Chile Crece Contigo en nuestra comuna.

«El taller consistió en poder brindar un espacio a niños y niñas de la comuna para poder interiorizarse sobre el yoga y que pudieran expresar sus emociones, identificarlas y canalizarlas a través del cuerpo«, manifestó el psicólogo de Chile Crece Contigo.

Por su parte, Illesca agradeció la oportunidad de poder realizar un trabajo así: «Me quedo muy contenta y con el compromiso de seguir sumándome a esas instancias con los niños, y creo que también fue desafiante para mí, ya que yo no había hecho actividades de este tipo con los niños, pero sí pudimos ir visualizando qué aspectos o técnicas a ellos les llama la atención. En cada clase intentamos incorporar un elemento diferente y que ellos se llevaran como recordatorio, pero son procesos más lentos y ojalá podamos seguir trabajando durante el año».

Mini Arquitectos

Para cerrar la semana, este taller se tomaba las tardes de viernes en la Biblioteca, impartidos por las profesionales del programa de Pequeñas Localidades, Karla Contreras y Paloma Riveros, y consistió en una introducción a la arquitectura para finalizar con la confección de dos maquetas.

«Lo enfocamos en poder identificar los lugares que le gustaban a los niños y niñas de la localidad y en base a eso desarrollar una planimetría, conceptos básicos de arquitectura y después desarrollar una maqueta. Desde mi perspectiva hubo una recepción bastante buena por parte de los niños a la metodología, y con hartas variaciones de lo que teníamos planificado, porque son niños y mantener su atención es complicado, pero resultó super bien y llegamos a un resultado muy concreto, y yo creo que les gustó esa parte», comentó Contreras.

Asimismo, Riveros señaló la agilidad con la que los niños captaron la metodología de trabajo: «hubo una buena recepción, cuando se dieron las explicaciones de lo que se tenía que hacer, los niños captaron rápidamente, se pusieron a trabajar en la primera sesión que fue el plano e identificar los lugares, y también para nosotras es importante poder conocer cómo los niños se vinculan con el espacio en el que se mueven. Al final los resultados de la maqueta fueron interesantes también, estuvieron trabajando en la plaza que está frente al aeródromo, y la otra maqueta fue del cerro, entonces identificaron lo que hay en esos lugares, trabajaron en torno a eso, y fue super entretenido y una experiencia interesante«.

Iniciación a la Cerámica

Este taller fue dirigido a jóvenes de mayor edad que los anteriores, de 12 a 17 años, y fue impartido por la artista visual Marcela Stormesan en su propio taller: «el taller consistía en acercar la experiencia de la cerámica a los niños y jóvenes, con técnicas como el apretón y lulo, para que crearan sus propias piezas. Después fueron trabajadas con una técnica decorativa bajo cubierta, y esmaltadas en el horno cerámico, así que sus piezas son totalmente utilitarias», contó la artista.

«Ellos mostraron mucho interés, se mostraron super activos e interesados en la técnica, además de tener la posibilidad del momento de creación, y ese espacio en el taller es siempre super interesante. Estaban super agradecidos de la instancia. Las creaciones son super coloridas y bonitas«, describió Stormesan.

Para finalizar, la artista expuso la importancia de que se den este tipo de instancias para los niños y niñas de la comuna: «considero que es super importante que tengan las oportunidades de tener actividades deportivas y también artísticas o de otras áreas, y eso es super enriquecedor, además de que las experiencias sean significativas».